Tuesday, May 3, 2016

Tres estafadores con autos fueron enviados a la cárcel

Tres integrantes de una banda de estafadores dedicados a la venta de vehículos detenidos por la Policía el 30 abril fueron enviados ayer, preventivamente, a las cárceles de San Sebastián Varones y Mujeres, mientras continúen las investigaciones.

La audiencia se llevó cabo en la víspera en el Juzgado de Sacaba. Jaime Suárez Justiniano, uno de los acusados, fue enviado al penal de varones y Kathia Guzmán Nakagawua y María Ortiz Salvatierra al de mujeres.

Estas tres personas, acusadas de pertenecer a una banda nacional de estafadores, permanecerán entre rejas mientras se investiga el caso. Se conoce que el padre de una de las dos mujeres detenidas opera en la ciudad de Santa Cruz como cabecilla de la banda.

Según sus antecedentes, esta banda de estafadores traía vehículos robados de Brasil y Argentina, vía Santa Cruz para llevarlos a un taller y realizar una serie de transformaciones, para luego remarcar el chasis y venderlos.

Según el investigador de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove), Wilson Condori, asignado al caso, estos tres individuos fueron detenidos el pasado 30 de abril en el camino antiguo de la avenida Víctor Ustáriz (altura autoventa) en posesión de un vehículo.

En la requisa del vehículo secuestrado, marca Suzuki, tipo Grand Vitara, color plateado, clase vagoneta con placa artesanal 3016-GAD, se encontró varios documentos de vehículos, facturas de motorizados, un poder notariado y otros.

Actualmente, el vehículo se encuentra en dependencias de Diprove con fines investigativos.

Esta banda operaba desde el 2011 en el autoventa de la avenida Beijing (parte sur) donde sus víctimas fueron engañadas con una serie de artimañas que se traducían en documentación falsa.

Por ejemplo, el 13 de diciembre de 2013, a un cliente le presentaron supuestos documentos originales de un vehículo, con RUAT, resolución de tránsito, póliza de importación, factura de compra, inspección técnica vehicular y certificado de seguro oblitario.

Incluso, este mismo motorizado fue vendido en primera instancia a un hombre que radica en la ciudad de La Paz, el cual después de dos días se percató que el auto se encontraba con vestigios de adulteración de los alfa numéricos del chasis.

Con este tipo de documentación, realizaban sus operativos y engañaban a sus víctimas.

Además, según consta en las denuncias, tenían en su poder vagonetas remarcadas, clonadas, y utilizaban a terceras personas para realizar sus trámites, tanto en el municipio de Cochabamba como en otras oficinas públicas.

Además Kathia Guzmán Nakagawua, manejaba identificaciones de varias nacionalidades, con el fin de distraer a sus víctimas, según los memoriales de denuncia que se presentaron a Diprove.

Banda

Desde el 2013 esta banda de estafadores operaba en la ciudades de Cochabamba y Santa Cruz. El cabecilla se encuentra en la tierra cruceña.

UN PROBLEMA QUE CRECE EN SUCRE Vivir en medio de la inseguridad


INFRAESTRUCTURA

La ampliación del colegio Franz Tamayo permitirá reunir a los estudiantes del nivel primario y secundario en un solo turno, evitando que los mayores pasen clases hasta cerca del anochecer.

Una antigua rivalidad entre dos pandillas es la principal causa de preocupación en el barrio Los Sauces, una zona relativamente nueva de la ciudad que se extiende en la zona noreste y que está ubicada en la cima de una pronunciada colina desde cuya cima se pueden divisar prácticamente los cuatro puntos cardinales de Sucre.

El vecindario de ese barrio tiene miedo transitar por la noche porque los constantes atracos callejeros que en el lugar se producen hacen que el lugar esté considerado como una de las “zonas rojas” de la ciudad.

Esta situación se ve agravada por la presencia de dos pandillas que siembran el temor entre los ciudadanos: Los Golpes –que dominan el territorio alto– y sus acérrimos y hostiles rivales, los Demos, “dueños” de la zona baja del barrio.

Estos dos grupos –según la versión del vecindario– suelen protagonizar violentas reyertas en plena vía pública, especialmente en ocasiones marcadas por el masivo consumo de alcohol como suelen ser las fiestas de Carnaval.

“Por aquí llueven piedras y cuchillos, acaban con muchos heridos. Llamamos a la Policía pero cuando llega la pelea ya terminó”, dice una atemorizada joven que reclama una mayor acción de las fuerzas del orden, más si a dos o tres cuadras se encuentra ubicado un amplio y moderno centro policial de la ciudad.

El problema de la inseguridad también alcanza a los estudiantes de la Escuela Franz Tamayo, en especial a los del turno de la tarde, los cuales abandonan el establecimiento casi al anochecer y son frecuentemente víctimas de ataques o agresiones.

Muchos de estos alumnos deben recorrer considerables distancias hacia la zona de las Siete Cascadas, tramo que resulta mucho más peligroso aún para su seguridad, de acuerdo a la versión de la directora del establecimiento, María Luz Enríquez.

La proximidad de la Estación Policial Integral (EPI) en esa zona no pudo devolver hasta ahora la tranquilidad al vecindario, que se lamenta por el elevado consumo de bebidas de jóvenes que aprovechan la oscudidad.

Otros vecinos se quejan por el servicio de energía eléctrica, situación que afecta a muchos habitantes de la zona pero especialmente a quienes desarrollan una actividad industrial, como es el caso de las carpinterías.

Estos cortes son por lo general intempestivos, según las denuncias, y algunos de ellos se prolongan por alrededor de cuatro horas. El vecindario no encuentra una explicación a esas deficiencias en el servicio de energía eléctrica.

Debido a que hace poco tiempo se construyó un tanque de agua en la zona, el servicio de dotación de agua potable experimentó una considerable mejora, aunque todavía algunos vecinos se quejan por la carencia de ese elemental servicio.

LOS VECINOS

Gualberto Espada
"En cuestión del alumbrado público y la electricidad cada vez nos cortan, no informan para prever nuestro trabajo. Nos perjudicamos todos".

Mariela Guerra
"La verdad hay mucha delincuencia, ahí atrás del tanque hubieron acuchillados, muertes. Se van a tomar toda esa parte es oscura".

Lucía Barrios
"Tenemos cerca el colegio Franz Tamayo, cuando no hay agua los baños están siempre sucios. Primero queremos agua para la higiene".

Maria Luz Enríquez
"Justamente esta es una zona roja, según pasa el tiempo eso nos preocupa. Tenemos estudiantes que son acosados por pandillas de este sector".

Una escuela con carencias
A punto de cumplir ocho años de servicio, la Unidad Educativa "Franz Tamayo" ubicada en el Distrito 2, en el barrio Los Sauces, atraviesa por una serie de dificultades debido a la falta de personal de apoyo.

Esa unidad escolar acoge a más de 600 alumnos en los turnos de la mañana y de la tarde, y cada año se incrementa la solicitud de nuevas plazas.
La directora de ese colegio, María Luz Enríquez, relata que la institución funciona actualmente sin secretario, no cuenta con los servicios de portería y tampoco tiene una línea telefónica.

"Realizar un trámite en el centro es difícil, a veces por falta de una llamada tenemos que salir por varios minutos", se queja.

Enríquez dice que los trámites para la dotación de ítemes administrativos corresponden al Municipio, mientras que el Servicio Departamental de Educación es el responsable de la implementación de un mayor número de docentes para atender el incremento constante de alumnos.

Como casi todos los habitantes de esa zona, los estudiantes, sobre todo del turno de la tarde, son víctimas de la alarmante situación de inseguridad debido al elevado índice delictivo de ese sector.

Monday, May 2, 2016

Oruro Población en penal de "San Pedro" creció aproximadamente en un 40%

La población carcelaria en el penal de "San Pedro" de Oruro, creció alrededor de un 40% según informó la directora de Régimen Penitenciario en el departamento, Sandra Soto.

La autoridad señaló que el promedio de personas que se tenían anteriormente en dicho centro penitenciario, alcanzaba a 500, mientras que en los recientes meses, este número creció hasta 700, es decir 200 más que antes, lo que representa un 40% aproximadamente. La infraestructura carcelaria fue diseñada de forma original solo para 250 reos.

"Esto es una preocupación para la Dirección de Régimen Penitenciario, por el incremento alarmante de privados de libertad, porque nuestro promedio era de 500 personas, pero en el día de hoy estamos llegando a las 700 entre varones y mujeres, y esto ha originado que se tenga que reorganizar todo el centro penitenciario, puesto que se han tenido que habilitar nuevos espacios para los privados de libertad", expresó Soto.

Soto señaló que para paliar un poco este problema, será necesario habilitar cuanto antes el nuevo centro penitenciario, que actualmente está en construcción, por ello se reunirán con autoridades de la Alcaldía y la Gobernación, para evaluar este tema.

"Entendemos que habilitando esta infraestructura, se va a aliviar de gran manera este problema de hacinamiento que actualmente sopesamos. No habría un traslado total, inicialmente sería parcial puesto que no se tiene la capacidad total para albergar a toda la población del penal de ´San Pedro´, pero si ayudaría de gran manera", aseveró.

SEGURIDAD

La autoridad también señaló que espera que se cumplan algunos compromisos hechos por la Policía y otras instancias, en sentido de incrementar el número de efectivos que hacen su servicio en el penal de "San Pedro"; asimismo aguardan que se pueda dotar al personal de equipos e insumos adecuados para realizar su labor de seguridad.

Sunday, May 1, 2016

Quieren aplicar reglas mínimas en las cárceles



Los sistemas penitenciarios de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú avanzarán en la aplicación de las reglas mínimas de Naciones Unidas de trato para reclusos, que se denominan Reglas Nelson Mandela en honor al líder sudafricano, que estuvo preso por 27 años.

Así lo informó ayer en La Paz el Sistema de Naciones Unidas en un comunicado tras finalizar un taller organizado por esa entidad en la ciudad de Santa Cruz para funcionarios de las cárceles de esos países que intercambiaron experiencias y lecciones aprendidas.

Con el apoyo de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), se identificaron las áreas estratégicas para concretar avances en el corto plazo sin necesidad de asignar recursos significativos. A corto plazo, se busca impulsar la adecuación de las normas penitenciarias a estándares internacionales, crear una base de datos para el intercambio de legislaciones y de buenas prácticas, incentivar reformas y promover la adopción de medidas de discriminación positiva para grupos en situación de vulnerabilidad. Entre las medidas pensadas para el largo plazo están el impulso de reformas que planteen alternativas para las mujeres reclusas que son madres o están embarazadas.

Friday, April 29, 2016

Cochabamba Veintiún pandilleros implicados en el feminicidio de una menor

Cuatro líderes de la pandilla del Valle Alto Wander Rap fueron aprehendidos el 27 de abril en un operativo de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) en Toco, Cliza. Ellos están acusados de dirigir un rito de iniciación en el que la adolescente María del Carmen Carballo Reyes, de 16 años, fue violada y asfixiada. Con estas cuatro detenciones, ya son 21 los pandilleros implicados en el crimen.

El feminicidio sucedió el domingo 13 de marzo. María del Carmen había ido a vender frutas al mercado, pero luego su enamorado Omar, de 17 años, la llevó a un local a compartir con sus amigos.

Omar es un integrante de la pandilla Wander Rap y, según la hipótesis principal de la Policía, su novia quería ser parte de la agrupación para compartir más tiempo con él. Algunos adolescentes de Wander Rap relataron que María del Carmen era muy linda y que le dijeron que debía participar de un rito de iniciación, sin explicarle bien en qué consistía el mismo. El 13 de marzo la llevaron a beber a la Feria de la Ambrosía y le reclamaron que debía cumplir con el rito. La trasladaron a un lote baldío de Ana Rancho y allí le comunicaron que debía mantener relaciones íntimas con 10 integrantes del grupo. La adolescente se habría negado, por lo que la violaron y uno de ellos la asfixió mientras evitaba que grite. Al menos 21 pandilleros, varones y mujeres de entre 14 y 23 años fueron testigos del crimen. Uno se llevó el celular de María del Carmen y otros, algunas de sus prendas de vestir, como si fueran trofeos. Y todos callaron hasta que fueron aprehendidos. Los líderes atrapados, ya prontuariados por otros delitos, tienen otra versión. Aseguran que se enfrentaron con otra pandilla: Los Mata Chivos, y que cuando los obligaron a escapar, María del Carmen fue atrapada y asesinada.

Atrapados

Los líderes son: José Yáñez, alias El Camba, Martín Taraña, El Matu, Sergio Pinto, El Gaucho, y José Veizaga, El Joseíto.

Desarticulan pandilla implicada en muerte de una joven en Cochabamba

El comandante departamental de la Policía, Luis Aguilar, informó en la víspera que una pandilla implicada en la violación y la muerte de una adolescente de 16 años fue desarticulada con la aprehensión de al menos 17 de sus miembros en el Valle Alto de Cochabamba.

“Se ha completado la aprehensión de todos los autores de este hecho lamentable donde perdió la vida esta menor”, aseveró en una conferencia de prensa.

A su turno, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, Alejandro Pozo, explicó que el trabajo policial fue culminado ayer (miércoles) con la aprehensión del líder de la pandilla, Sergio Pinto Torrico, de 19 años, alias “El gaucho”.

Recordó que el resto de los miembros del grupo delictivo juvenil fueron capturados en las últimas semanas, en especial los co-cabecillas identificados como José Richard Veizaga, alias “El Joseíto”; José Alfredo Añez Andia, alias “El camba; y Martín Tarala Cruz, alias “El matú”.

“Entre los aprehendidos se tiene a unos seis en distintos penales y cuatro con medidas sustitutivas. Los demás, entre hombres y mujeres, están en el Centro de Infractores Cometa porque son menores de edad”, acotó.

El jefe policial explicó que una investigación determinó que la víctima del caso, María del Carmen C. R., fue violada y estrangulada el 14 de marzo, que asistió en compañía de cuatro adolescentes a una feria de la ambrosía de la zona de Ana Rancho del municipio de Toco.

Detalló que se presume que su exenamorado y miembro de la pandilla implicada en el caso, Omar O.A., de 17 años, fue quien llevó a la menor a unos maizales, donde fue sometida y abusada por sus amigos.

“La menor murió, posteriormente, asfixiada por manos de una persona (...). El autor estaría entre los cuatro cabecillas, porque ellos sujetaban a la menor mientras otros la violaban y uno de ellos que le sujetaba el cuello no se dio cuenta que la había asfixiado”, agregó Pozo.

La autoridad reveló que esa pandilla cometió varios delitos en el Valle Alto de Cochabamba, como atracos a personas e instituciones.

Wednesday, April 27, 2016

Nueva cárcel de Oruro se deteriora sin murallas

La nueva cárcel de Oruro, construida en las inmediaciones del aeropuerto Juan Mendoza, se deteriora sin la construcción de murallas, sin alcantarillado, sin energía eléctrica ni agua potable, y no existe presupuesto para su conclusión, en la presente gestión.

“Ya estamos siete años con esa preocupación. Se ha construido la nueva cárcel en la zona Este de la ciudad, pero hasta la fecha, no tiene los servicios básicos ni la muralla de seguridad, para que esos ambientes sean utilizados”, afirmó el juez de ejecución penal, Germán López.

“(Desde que asumió el cargo, hace siete años), nos hemos alegrado por haberse efectuado esa construcción, pero si no es utilizada para el objetivo señalado, los ambientes empiezan a deteriorarse y, por eso, pedimos a las autoridades que le pongan un poco de atención para resolver problemas de presupuesto”, dijo.

La nueva cárcel debía acoger a los 687 internos que han colapsado la vieja prisión que aún se encuentra en la zona de San Pedro de esta ciudad.

De los 687 internos, el 77 por ciento corresponde a detenciones preventivas, mientras que el 23 por ciento ya tienen sentencia ejecutorial.

“La cárcel antigua tenía la capacidad para acoger a 250 internos, pero ahora tenemos más de 680 y los internos hacen lo que pueden para acomodarse y para ocupar un pequeño espacio, con el objetivo de cumplir su condena o de estar preventivamente en el penal”, explicó.

Según el director de la penitenciaria, capitán Ronald Linares, entre los internos están 610 varones y 77 mujeres, que están distribuidos en las cinco secciones que han sido habilitados en los 4.000 metros cuadrados del terreno de la zona norte.

El juez de ejecución penal, Germán López, dijo que existe hacinamiento en la cárcel, ya que en un pequeño espacio, incluso se habilitan celdas por cuenta de los mismos internos.