Sunday, June 15, 2014

Guía para reclamar bienes que fueron robados y recuperados

Uno de los errores frecuentes que cometen las personas que son víctimas de robos es no presentar una denuncia ante la Policía y el Ministerio Público, para dejar un registro de sus bienes perdidos.

Esta situación puede ocasionar problemas a futuro, cuando la persona quiera recuperar sus bienes, en caso de que la Policía logre identificar y recuperar los objetos robados.

Para evitar estos inconvenientes, las víctimas de robo deben presentar siempre las denuncias ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, (FELCC). En caso de que esta repartición realice operativos o allanamientos y encuentre objetos robados, los policías se ponen en contacto con los afectados para que éstos reconozcan sus pertenencias.

Ése es el primer paso para recuperar los objetos robados, pero lo más importante es contar con una factura o recibo que respalde la compra del producto.

Si los ladrones ingresaron en su casa o negocio y la Policía encuentra sus pertenencias, el afectado deberá presentar algún documento que respalde el derecho propietario de ese bien, indicó el director de la FELCC, coronel Marco Gutiérrez.

En muy pocos casos la autoridad jurisdiccional entregó pertenencias con el respaldo de fotografías u otro tipo de documentos que demostraban el derecho propietario.

Por ello, Gutiérrez recomendó a toda la población contar siempre con una fotocopia de la factura o del recibo de algún bien de valor que pueda ser objeto de robo y guardar esta documentación en lugares seguros.

“Hay que reconocer que tenemos un mercado muy informal de bienes que son importantes y, en algunos casos, ni siquiera se emiten facturas o recibos, pero eso hace que la gente no tenga un documento para recuperar sus bienes”, acotó.

Otras personas compran objetos de valor, como computadoras o celulares, de amigos o conocidos, los cuales tampoco les otorgan ninguna factura.

Gutiérrez señaló que aunque no exista denuncia, por parte de la víctima, lo más importante es presentar algún documento que acredite el derecho propietario.

Para que la Policía pueda hacer la devolución de los bienes, un juez debe instruir la autorización.

Este trámite puede durar días, semanas o meses, mientras el propietario presente la documentación que se le solicita.

No existen plazos para que la Policía devuelva los bienes. Éstos deben ser guardados o custodiados en los depósitos mientras los dueños aparezcan.

Al momento de recibir su bien, el propietario firma un acta de recepción, por si aparece una segunda persona reclamando el mismo objeto.

BUENA FE

Gutiérrez señaló que en el caso de la devolución de los bienes se cree en la buena fe de la gente.

Más allá de demostrar el derecho propietario, existen objetos como las garrafas que en muchos casos no cuentan con un documento que respalde un código único, ya que este objeto es intercambiado constantemente.

Sin embargo, la Policía hace la entrega de estos bienes a las personas que presentan factura de una compra, creyendo así en la buena fe de la gente.

INSTITUCIONES

Aunque no existen plazos para la devolución de los artículos recuperados, si los hogares de niños o asilos requieren de bienes como computadoras o televisores puede tramitar su donación mediante un juez.

El fiscal de Distrito, Freddy Torrico, señaló que se otorgan los bienes como una especie de custodia, ya que si aparecen los dueños los artículos deben ser devueltos.

Víctima de robo vivió un calvario por falta de facturas

Cuando solo faltaban seis días para que el fotógrafo Carlos (nombre ficticio) asistiera a dos eventos sociales para realizar un trabajo, delincuentes ingresaron en su casa y robaron una cámara fotográfica valuada en 2.500 dólares, además de un refrigerador, dos laptops, dinero y garrafas.

Este hecho ocurrió un sábado por la tarde, en abril. Los delincuentes aprovecharon que la familia se había ausentado del domicilio situado en el barrio Sausalito, a la altura del kilómetro 6 de la avenida Blanco Galindo.

Al retornar a la vivienda, la familia quedó desconcertada por el robo, pero su mayor preocupación era recuperar el instrumento de trabajo, la cámara fotográfica.

Dos días después, el lunes, Carlos comenzó a buscar una cámara para reemplazar a la que le había sido robada.

Se le ocurrió publicar en la página “Barrio Chino”, de Facebook, la necesidad que tenía por conseguir una cámara, y en un par de horas un hombre se contactó por teléfono para decirle que tenía un equipo con las características que requería.

Acordaron encontrarse al día siguiente en una oficina. Y mientras Carlos estaba fuera, su hermano recibió a las personas interesadas en vender la cámara fotográfica.

El equipo que le ofrecieron era el mismo que le habían robado dos días antes, incluso tenía el mismo estuche. Al reconocer la cámara fotográfica, el hermano decidió llamar a la Policía y a Carlos para que detuvieran a estas personas.

“Recibí la llamada y de inmediato fui a la Unidad Táctica de Operaciones Policiales y llevé a dos policías a la oficina. Eran dos hombres y una mujer los que estaban en poder de la cámara, pero solamente uno fue detenido, los otros dos escaparon”, relató.

La víctima de este robo dijo que las personas que visitaron su oficina habían dejado en el estante una mochila que contenía armas blancas, cables y celulares.

Al percatarse de esta situación decidió hacer la entrega de la mochila a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Quillacollo, en caso de que las personas afectadas decidieran reclamar por sus pertenencias.

“Lo que no se percataron los policías es que escuchamos como se repartieron todo lo que había dentro del bolso, pues la luz estaba apagada (del cuarto donde aguardaban)”, señaló la víctima del robo.

Consultado sobre este tema, el director de la FELCC de Quillacollo, Yuri Tapia, informó que ingresó a la unidad justo en esos días y tuvo conocimiento del caso días después.

Sin embargo, señaló que la víctima no hizo una denuncia formal de este hecho, por lo que están a la espera de los descargos para iniciar la investigación correspondiente.

ALLANAMIENTOS

Al día siguiente de la detención del delincuente, la Policía realizó allanamientos a los domicilios donde los antisociales guardaban las cosas robadas. El primero se realizó en una casa cerca del parque Kanata, donde los agentes encontraron una de las laptops y el refrigerador de Carlos.

De esta vivienda se recuperaron, además, un refrigerador y una lavadora.

Carlos se mostró preocupado porque “estos objetos no fueron mostrados a los medios de comunicación para que la gente que hubiera podido ser víctima de algún robo los reconozca”.

En su caso, él tuvo que pagar el transporte para trasladar sus pertenencias hasta la Policía y se haga la devolución.

En un segundo allanamiento se recuperó un televisor de 42 pulgadas, una lavadora y una bicicleta.

Carlos relató que en ambos allanamientos se detuvieron a dos personas más, pero actualmente las tres están libres, debido a que fueron liberadas tras ocho horas de encierro.

Según la víctima, los detenidos indicaron que habían comprado las cosas robadas a otras personas y por eso fueron liberados.

BUROCRACIA

Carlos denunció que sufrió para recuperar su cámara, por los trámites burocráticos que debió hacer.

Explicó que el juez que se hizo cargo del caso le exigió que presentara una factura de la compra, pese a que él le había explicado que lo adquirió de la tiende virtual de Ebay y que no tenía recibo.

Sin embargo, contaba con la caja del equipo que tenía los códigos que coincidían con la cámara, pero tampoco se hizo la devolución.

“Tuve que denunciar el caso a los medios de comunicación para ver si las autoridades reaccionaban. Solo así logré recuperar mi cámara”, manifestó.

Añadió que uno de los policías vio la nota en la televisión y pidió que se le devolviera los equipos.

En 2014 se perpetraron 216 robos y la mayoría en fin de semana

La puerta principal forzada y todas sus pertenencias desordenadas. Este es el panorama que encontró Marcela (nombre ficticio) al retornar a su hogar, a las 17:00 horas de un domingo.

Minutos antes, una banda de monrreros, compuesta por al menos tres personas, habían ingresado en la casa, llevándose dinero y joyas.

“Se robaron todo el dinero que era para las pensiones del colegio de mis hijos y algo de lo que tenía ahorrado para pagar unas deudas. (Los ladrones) buscaron muchas más cosas de valor y volcaron toda la casa”, manifestó Marcela.

La víctima de este hecho dio a conocer el robo a la Policía, sin embargo, está convencida de que no recuperará ni el dinero ni sus joyas, debido a que son bienes que fácilmente pueden ser utilizados por los delincuentes.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Marco Gutiérrez, informó que en lo que va del año son 216 los robos perpetrados en el Cercado.

Durante el mes de abril se registró la mayor cantidad de casos, 55 en total. Entre ellos están los robos agravados, en los cuales se utiliza algún tipo de arma o violencia para intimidar a las víctimas.

Aunque los robos de celulares son los más frecuentes y se presentan al menos tres casos de manera semanal, el accionar de las bandas de monrreros también preocupa a la Policía.

Gutiérrez indicó que la mayoría de los hechos cometidos por estos delincuentes se registra durante los fines de semana.

Los denominados monrreros aprovechan que las familias salen a realizar alguna actividad o paseo, los fines de semana, para cometer el robo.

“Por eso se tiene que tener mucho cuidado y no dejar las viviendas solas”, señaló.

Aconsejó a la gente colocar dobles chapas a las puertas de las viviendas o un candado muy seguro. Asimismo, recomendó no guardar dentro de las viviendas grandes cantidades de dinero o joyas.

El jefe policial manifestó que lo más difícil para la Policía es recuperar los dineros y las joyas porque son de fácil transporte y uso para las bandas delincuenciales. Estos bienes desaparecen en cuestión de horas aunque se haga la captura de los delincuentes.

“Con el dinero y las joyas las bandas pueden eludir el control policial fácilmente, pero cuando se trata de electrodomésticos es mucho más fácil de identificar el hecho porque nosotros estamos alertas cuando se transportan este tipo de cosas”, manifestó Gutiérrez.

Añadió que la Policía cuenta con planes estratégicos específicos para dar con las bandas delincuenciales.

Con este propósito se realizan operativos en lugares donde se revenden artículos robados o de dudosa procedencia como el denominado Barrio Chino.

LO QUE MÁS SE ROBA

Entre los artículos que la Policía incauta con más frecuencia de las bandas de monrreros están los televisores plasma, equipos de sonido, garrafas y computadoras portátiles.

Los celulares son equipos muy apetecidos por los delincuentes, por la facilidad para su comercialización y el alto valor económico que tienen.

LAS ARMAS

Entre los artículos que más se confiscan, además de los teléfonos celulares, están las armas como escopetas y pistolas.

El fiscal de Distrito, Freddy Torrico, señaló que cuando culmina un proceso judicial y se determina la culpabilidad de las personas involucradas en los hechos, tanto la Policía como las Fuerzas Armadas pueden pedir que se les entregue las armas recuperadas, si es que estas son útiles para el trabajo que realizan ambas instituciones.

Torrico señaló que ambas instituciones deben hacer un requerimiento y un trámite previo para beneficiarse con estos bienes.

Recomiendan el uso de seguros

La Policía pide a los propietarios de negocios o casas, que cuentan con objetos de valor y dinero, contratar los servicios de una aseguradora que realice la cobertura contra robos y accidentes.

El director de la FELCC, coronel Marco Gutiérrez, señaló que solo los bancos y algunas joyerías tienen el servicio que es necesario también en domicilios.

Policía interviene en flagrancia

Cuando la Policía interviene en un hecho de robo, en flagrancia, los objetos que son decomisados al delincuente entran bajo un inventario policial.

Posteriormente, se informa al fiscal asignado al caso sobre la cantidad de objetos que fueron recuperados y esta instancia realiza un registro e inventario de los mismos.

Tuesday, May 6, 2014

Anciana es estafada por 3 mujeres, le vendieron monedas de oro falsas

Una mujer de 65 años de edad fue estafada por tres mujeres, aparentemente de nacionalidad peruana. Le vendieron un total de 29 monedas de oro que terminaron siendo falsas. La mujer pagó 1.300 dólares, 5.000 pesos argentinos y 6.000 bolivianos.

El hecho ocurrió el sábado 3 de mayo pero recién la denuncia fue presentada el domingo 4 del presente mes. Aparentemente la víctima intentó cambiar las monedas en una joyería y le indicaron que eran falsas.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), mayor Hernán Gallardo, informó que las tres mujeres interceptaron a su víctima a las 11.30 en la calle Madrid, casi esquina Ingavi, y es ahí donde se realizó la cancelación.

“Es un caso del cuento del tío, lamentablemente con engaños lograron convencerle a la mujer—indicó –. Las delincuentes, al momento, están siendo buscadas por los investigadores”.

Modus operandi de las mujeres

Se conoce que una de las mujeres se acercó a la anciana preguntándole por un ingeniero y le indicó que tenía que venderle monedas de oro a bajo costo. Luego, la misma mujer le ofrece a la víctima las monedas y en ello se acercan dos mujeres más quienes se hacían pasar por personas que conocían de oro. Logran convencerla a la mujer y esta va hasta su domicilio a sacar el dinero para luego proceder a cancelar por las monedas.

Monday, April 21, 2014

Ingreso rápido, un modo para lucrar en el penal de Palmasola

Son las nueve de la mañana. Celeste, una muchacha delgada y de baja estatura, llega cansada hasta las puertas del penal de Palmasola de la ciudad de Santa Cruz para visitar a su hermana, que se encuentra detenida hace medio año por traficar droga. Es la número 65 de la fila de mujeres que esperan para ingresar al recinto penitenciario a visitar a sus familiares.

Pero en la puerta principal de la cárcel hay otra fila pequeña, en la que sólo hay cuatro mujeres. Celeste se acerca y pregunta a una de ellas para qué es esa formación. Ni bien termina de preguntar, sale un policía y ordena: "Denme 50 bolivianos y entran cinco de golpe”.
Celeste agarra sus dos bolsas negras con víveres y algo de ropa y saca 10 bolivianos de su cartera para entregar a la primera de la fila, lo mismo hacen las otras.

Existen cinco filas para ingresar al penal de máxima seguridad de Palmasola, con una población que supera las 5.000 personas. La primera es de mujeres, ellas para ingresar deben pagar cinco bolivianos. Luego está la de mujeres embarazadas, con bebés en brazo y mujeres de la tercera edad, quienes también deben pagar cinco bolivianos.

La tercera, de "ingreso rápido”, se organiza en la puerta principal . Para ingresar por ahí se debe pagar 10 bolivianos.
Al otro extremo está la fila de los "carretilleros”, que se encargan de ingresar bolsas grandes. Dependiendo la cantidad, el tamaño y el artefacto, los efectivos hacen el cobro que oscila entre cinco y 20 bolivianos.
Por último está la fila de los varones, que también deben pagar cinco bolivianos.
En la fila de "ingreso rápido”, una de ellas comenta que el dinero recaudado se reparten entre 10 policías que están en la puerta principal. "Todo es plata, para meter un televisor he pagado a los pacos (policías) 50 bolivianos, un aire acondicionado por otros 50 bolivianos”, reclamó.
Celeste, luego de ingresar al penal, tuvo que hacer otra fila para que la registren y la requisen hasta las prendas íntimas. Luego de la revisión, se dirige al pabellón de mujeres, pero para ingresar debe pagar otros cinco bolivianos a los efectivos que custodian ese espacio de la cárcel.

Después de la matanza entre reos en agosto de 2013, el pago por las visitas fue anulado por el anterior director de Régimen Penitenciario Ramiro Llanos, pero tras su salida estos cobros se repusieron.
"Hemos logrado que la Policía no realice los cobros, no fue fácil, el personal que teníamos incidía para evitar esto”, indicó Llanos.


El exdefensor del Pueblo, ahora rector de la UMSA, Waldo Albarracín, señaló que la visita es un derecho que tiene toda persona y el pago es un hecho irregular, porque "no se trata de ingresar a un espectáculo, al cine, a un partido de fútbol o a una discoteca. No se puede pagar para ejercer un derecho que es la visita”.

El cobro por visita -según Albarracín- es una "extorsión disimulada”. El hecho de que te cobren por algo que es correcto es una extorsión y ese hecho debería ser corregido por las autoridades competentes.

Algunos datos
Población Se estima que en la cárcel de Palmasola hay unos 5.000 reos, que superan de lejos la capacidad de acogida que tiene ese penal.
Ingreso En días de visita, que son los jueves y domingo, ingresan aproximadamente más de 1.000 personas. Los otros días ingresan cerca de 300 personas.
Reconstrucción A más de ocho meses del enfrentamiento entre reos en el pabellón de máxima seguridad Chonchocorito, los internos comenzaron a reconstruir las celdas de esa sección.

Saturday, April 5, 2014

Ladrones usan líquido viscoso para asaltar en minibuses

El nuevo modo de operar que ahora utilizan los delincuentes es rociar un líquido viscoso sobre la prenda de su víctima, fingen ayudarla, pero la atacan inmediatamente para robarle sus pertenencias. El caso más reciente se registró en Alto Obrajes. La Policía no tiene el registro de los casos.
Una joven, de aproximadamente 20 años de edad, entró el anterior sábado a un minibús -que circulaba en la ruta 228, del sindicato La Paz- en la plaza de la Amistad, en Alto Obrajes, con dirección al centro urbano. Ella se ubicó en el asiento delantero.
Los vecinos contaron que durante el recorrido subieron dos muchachos, quienes se sentaron en la parte trasera; al llegar a los Puentes Trillizos, una mujer entró al motorizado. Ésta le dijo a la muchacha que su chompa estaba mojada e insistió en ayudarla, pero la joven se rehusó y de repente sintió que la asfixiaban con su propia chalina.
Fue entonces cuando los jóvenes de los asientos traseros gritaron: "Pásenla atrás”. La muchacha, según una vecina que habló con Página Siete, forcejeó con sus atracadores y se lanzó a la calle para salvarse. Sus agresores le quitaron el celular y escaparon.
Otros dos casos
Desde hace tres semanas, dos hechos similares se registraron en La Paz. En el primer caso, un joven que subió a un minibús en la avenida Arce fue víctima de delincuentes, quienes le mancharon con el líquido y al limpiarse fue despojado de su celular. Asimismo, una joven de 23 años también fue víctima de este tipo de malhechores en la avenida Montes, cuando tomó un minibús para ir a la zona Sur.
Según su relato, al sentir el líquido que cayó desde su cabeza hasta su espalda, ella atinó a no moverse, aunque dos hombres, sentados detrás de ella, le intentaban ayudar.
Pese a este nuevo modo de operar de los ladrones que las víctimas y vecinos contaron, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) no se registró denuncias de esta clase.
El director de la FELCC en la zona Sur, Adolfo Cárdenas y el director departamental Julio Mariscal declararon que no tienen conocimiento de ese modo de operar.
Los vecinos de Alto Obrajes creen que los delincuentes que intentaron estrangular a la joven de esa zona pertenecen a la ciudad de El Alto, pues la ruta del minibús 228 circula sólo de lunes a viernes y nunca los fines de semana.
La muchacha víctima del asalto en el motorizado se encuentra estable, aunque tiene lesiones alrededor del cuello.
Alarmados frente a este reciente atraco, los vecinos manifestaron su preocupación ante el incremento de delitos en la zona y anunciaron que, como medida de seguridad, cerrarán la zona y la volverán un condominio. "Habrá trancas para ver quién entra y quién sale”, dijo una vecina.


Uno de los casos que llamaron la atención es el robo en una vivienda particular, a la que los ladrones ingresaron encapuchados y con armas de fuego y encañonaron a sus víctimas para robar.

La seguridad
Modo El líquido que utilizan los delincuentes para verter en la ropa de sus víctimas no es dañino, según contaron.
Prevención La Policía recomienda que se evite subir a vehículos que estén vacíos, que tengan vidrios polarizados o cerrados, y a coches que tengan seguros automáticos.
Alerta Asimismo, la entidad del orden aconseja que una persona debe avisar a un familiar o amistad, a través del teléfono celular, las características del motorizado que tomó en caso de que haya sospechas.
Atención Cuando utilice un vehículo del servicio público hay que evitar distracciones como usar audífonos, celular, entre otros artefactos, según otra recomendación de la Policía Boliviana.

Tuesday, April 1, 2014

Esperan ampliar cargos en caso de la “chola bandida”

Luego de que se dictara la detención preventiva de una mujer de pollera, denominada “la chola bandida”, acusada de varios hechos de estafa, suman tres denuncias formales, 16 testimonios de otras víctimas y se calcula un daño económico de al menos un millón de bolivianos.

El coronel Edgar Téllez, director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), informó este lunes que luego del operativo de seguimiento y aprehensión realizado por un equipo de inteligencia, el Misterio Público dictó medidas cautelares en el Centro de Reclusión Femenina en Miraflores para la denominada “chola bandida”, de nombre Susana Juana Ticona Laura, quien fue reconocida por al menos otras 50 personas, el pasado sábado, como la autora de estafa de diferentes montos de dinero, en distintos lugares del país.

Resultado de su detención y mención en los diferentes medios de comunicación, ahora se tiene cerca de 16 nuevos testimonios de otras víctimas, además de tres nuevas denuncias formales, dos en La Paz y una en El Alto.

La mujer, que se hacía pasar por dueña de negocios pidiendo el pago por las mercaderías o hacia cambios de billetes falsos con los librecambistas, fue detenida el pasado jueves en posesión de 40 mil bolivianos, pero de acuerdo a las primeras evaluaciones se calcula que el daño económico, infringido a diferentes personas, alcanza al menos medio millón de bolivianos.

“Fue una serie de actividades investigativas de inteligencia que se han puesto en juego y se ha logrado identificar a la persona, localizarla y en base a eso ha sido aprehendida. Y tenemos dos casos más que se encuentran en proceso aquí en La Paz y un caso en El Alto. Muy al margen de eso, a través de la división asignada al caso, hemos recibido 16 declaraciones de nuevas víctima y seguro que se irán sumando otras más, estamos haciendo el cruce de información con otros departamentos”, informó Téllez.